Los proyectos se pueden crear básicamente sobre cualquier cosa: construir una casa nueva, poner en marcha una campaña nueva de marketing o diseñar y lanzar una nueva página web, son algunos de los ejemplos para los que lo han utilizado nuestros clientes hasta la fecha.


En Teamleader, un proyecto podría ser el paso siguiente una vez que se acepta un presupuesto, en este caso podrías llevar a cabo las acciones que se negociaron cuando tu cliente firmó el presupuesto. Pero también podría ser un proyecto interno, por ejemplo.


Un proyecto te da la posibilidad de planificar tareas y reuniones fácilmente y a la vez que te permite tener una vista general y controlada del progreso del proyecto, te permite también monitorear el uso del presupuesto asignado y te permite además crear informes detallados del mismo.


Además gracias a nuestro renovado módulo de planificación de proyectos, puedes incluso distribuir la carga de trabajo en tan sólo unos clics. El "presupuesto gastado" en un proyecto, muestra el presupuesto del cliente y las horas facturables transcurridas. La gestión del presupuesto en los proyectos, es una manera de hacerle seguimiento al presupuesto asignado que has acordado con tu cliente. La asignación de los recursos y la estimación del tiempo invertido en tareas facturables, te permitirán saber si estás excediendo tu presupuesto. 


Cada proyecto también muestra su rentabilidad, ofreciendo una vista general de los costes en los que has incurrido y de los ingresos obtenidos. Puedes leer más aquí sobre la rentabilidad de los proyectos.


Para dejar las cosas más claras, vamos a ir haciendo un ejemplo juntos en el siguiente artículo (la construcción de una casa).


Haz clic aquí para leer nuestra siguiente guía: Primeros pasos: ¿Cómo se puede estructurar un proyecto?